COLABORATORIO / FINE ART / MUSIC / SPACE

Wolf Vostell ¿builder or destroyer?

.

We are looking for volunteers to translate this article to English , if you want to collaborate with us please send us an e-mail to colaboratorioarte@hotmail.com

by Colaboratorio [art, space & movement]

Wolf Worstell creador de un arte de contacto y de conflicto directo con la vida y la sociedad de su tiempo.  Nació en Leverkusen (Renania) en 1932, Vostell fue un ingeniero de la vida y como tal le gustó experimentar con todos los materiales que estuvieran a su alcance: utilizó la fotografía, instrumentos electro acústicos como micrófonos y osciladores, pintura al óleo y acrílica, cemento, cobre, plomo; objetos-partituras, conciertos de música, ambientes, acciones y happenings, cuadros-objeto y vídeo entre otros… Vostell, montó en Colonia (1959),  una exposición donde propuso al televisor como  protagonista, evidenciando la tensa relación entre televisión y el arte. Wolf Vostell es considerado uno de los padres del video arte así como pionero del happening y del movimiento Fluxus en Europa.

Hacia mediados de los años 50s inventa la técnica del décollage. Para Vostell la noción de dé-collage plantea un conjunto dinámico de fragmentos de realidad entrecruzados. Tanto sus obras materiales como acciones estaban impulsadas por un mismo principio: la estética de la destrucción, la cual pretendía recoger el carácter negativo y agresivo del mundo contemporáneo. La destrucción y construcción son mecanismos asociados, ya que nada se puede construir sin una etapa previa de destrucción. El acontecimiento más definidor de su vida y que él describe como fuente de algunos de sus happenings fue un accidente de avión en que presenció parte del cerebro del piloto muerto sobre un árbol. Según él, a pesar de la tragedia la naturaleza dominaba con su belleza y fuerza, ésta dualidad creativa (belleza-destrucción, vida-muerte, silencio-ruido) es la que intenta describir con el término décollage. Toda destrucción libera una enorme cantidad de energía. Es por este efecto dinámico, por esta acción impulsora, que la destrucción sienta las bases de toda futura creación. Los objetos se rompen o destruyen siguiendo leyes internas de la materia que los componen: su destrucción revela el secreto de su estructura esencial. Al actuar sobre las cosas el hombre utiliza un material prefabricado, y al destruir, se subordina a las leyes secretas de ese material. Por eso todo acto de destrucción tiene el sentido de un atentado al pudor en cuanto nos ofrece la desnudez total de la materia. (1)

Las relaciones de oposición invaden la obra y vida de Vostell (el construir y destruir, la escritura y el silencio, la vida y la muerte) pues la ambivalencia positivo-negativo está presente en todo acto humano. El décollage “afecta a la extracción de cualquier fenómeno (visual, fotográfico, objetos, acciones, acontecimientos o comportamientos) de su contexto familiar, cotidiano, confrontándolo con otros ámbitos distintos de la realidad, e incluso, contradictorios. A través de los más diversos recursos de la naturaleza procesal y temporal se articulan combinaciones inesperadas capaces de despertar una cadena asociativa, unos mecanismos sorpresa de lectura. El objetivo de este procedimiento será instaurar procesos mentales mediante una movilización de la percepción y de la fantasía a cargo de los diferentes modos de composición y representación.”(2)

 

 

 

 

 

 

 

 

.

.

Los experimentos de Vostell con la música y el ruido en sus happenings son directamente deudores de las concepciones que dieron lugar a la música concreta y la electroacústica, que bebían de la concepción de escucha reducida y de los denominados objetos musicales de Pierre Schaeffer. La escucha reducida es la que afecta a las formas propias y las cualidades del sonido, independientemente de su causa y sentido. Si además de esto los sonidos pueden fijarse mediante la grabación, se convierten en objetos, que pueden ser manipulados, procesados, transformados.

Su estética del fragmento en construcción-destrucción, el décollage , fue su excusa para buscar y combinar materiales diversos y llevar el trinomio acción-cuerpo-ruido (música) a un conflicto fructífero a través del movimiento. Este era el singular proceso de composición musical de Wolf Vostell, ingeniero de la vida, la música y el arte.

Si quieres leer más sobre la concepción musical de Wolf Vostell puedes hacer click aquí!

(1) Aldo Pellegrini, Fundamentos para una Estética de la Destrucción.

(2) Ana María Sedeño Valdellós, Aproximación a la concepción musical de Wolf Vostell: la vida como ruido, el ruido como vida.

+Info:
.
Articles:
Videoes:
Wolf Vostell
.
Images:
#1: B-52 – statt Bomben, 1968, Collage Detail, photo: Sascha Dressler, source: artnetenglish.dortmund.de
#2: source: pasajesdigitales.blogspot.com
#3: source: artsjournal.com
#4: source: artsjournal.com
#5:source: elclubdelaesquina.blogspot.com
.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s